lunes, 4 de abril de 2016

Tu primer Viaje!!

Lo que corre la vida, hace nada estabas en mis brazos, y mírate esta ahí en el mirador de san nicolas, tu primer viaje, la primera ves que nos separamos, sabemos que es lo natural, que tu vida es una enseñanza y que esos primeros viajes llegan a pesar de nosotros, que esta claro no te dejaríamos ir, pero a su ves, sabemos que en la enseñanza de la vida es lo que nos toca y te toca.

Ayer te me caíste cuando te estaba enseñando a caminar, fue el gran susto, diste con la frente en el suelo, el miedo lo vi de cerca, lloraste mucho, y si no me desmalle no se porque fue, se me quitaron las ganas de volverte a enseñar, pero al final ese azul de tus ojos, me hizo volver a cogerte de las manos, y volver a caminar, era y es una lección, cuando te caigas, yo me asustare, pero siempre te daré la mano, siempre me pondré a tu lado para ayudarte.

Ayer te bañe, tu primer baño, que cosita, después del susto que nos distes al salir, te tengo en mi brazos, el agua te asusta un poco, pero al momento se te pasa y pones carita de felicidad, la bañera que parece de juguete se te hace una piscina, pero tenerte en agua, da una tranquilidad indescriptible, aun tienes marcas en la cara, ese forcejeo que tuviste para salir, entiendo que no quisieras dejar a tu mami, ese día firmasteis un pacto, de por vida, y se te nota se os nota, me gustaría que supieras lo que tu madre hizo, pero esa parte también te la contara ella, imagino que es su momento, y no sere yo el que lo desvele.

Ayer nos fuimos a caminar, y hablamos mucho, no me di cuenta que eres una mujercita, creo que nunca te veré así, serás mi pequeña, mis ojos solo ven a la cría que metíamos en el capacho, con la diferencia, que tus charlas me describen lo que vas a ser en un futuro, increíble el tiempo pasa, y pasa inapelable, cual sentencia, en este caso la sentencia mas dulce, condena a verte y disfrutar de tus vivencias de tus éxitos, de tus hijos, una condena maravillosa, en la que como siempre también me tocara aprender de ti.

Noches de impaciencia me esperan al albur sombrío del reloj
Noches de brumas compartidas con tu madre noches, noches
Días ucidos donde ver llegar el final de la jornada donde tu estas
Espera en pacientes horas para saber que cerca estas, días de luz
Esperas sin final a la pequeña, que vi nadar a la pequeña q ayude a caminar
luces y sombras las que están y las que llegaran luces, sin mas que tu nos entregas en tu mirar.


2 comentarios:

antoniojrmedel dijo...

hola Franc que gustazo poder leerte y saber de tus aventuras, te deseo lo mejor amigo.

fran de toro dijo...

Muchas gracias Antonio.