sábado, 21 de agosto de 2010

Los cambios en los meses, increíbles diría yo.


Esta foto es quizá la mas especial de todas, fue la primera ves que rodé solo en el velódromo, no del todo estaba mi amigo Alfonso que tubo la deferencia de pasar toda la mañana acompañan dome, que comprobe este día, lo primero y mas importante que me adaptaba muy bien a la pista, la segunda que apesar de tener una vertebra fracturada no me dolía para rodar fuerte con la bici, este día mis piernas me dieron el aviso de que estaba cerca, mas incluso de lo que cabía esperar, faltan muy pocos días para el gran evento, hace tiempo parecía que no llegaría pero el día 4/09/2010, esta a 20 días vista, la preparación sigue a unos ritmos que algunos son infernales, pero es lo que me pasa ultima mente, cuanto mas mejor voy, increíble pero cierto a mil.


La primera ves, fue una sensacion increíble, mi cabeza esos días estaba colapsada, lo que me paso me tenia fuera de mi, pensar que hacia unos meses que me recuperaba de una parálisis, y luego la vertebra, cosas que estaban pasandome en mi vida, fue una autentica liberación, la pista me dio un sentido en la vida me hizo retomar el buen camino, conseguir volver por la puerta grande a esto que tanto amo, y que nada ni nadie ha conseguido que deje, ser ciclista es mucho mas, es algo mas que la necesidad, es la única cosa que nunca te falla, tu bici, tu carretera favorita, el sonido del viento, el agua que te cae cuando llueve, los amigos sufriendo a tu rueda o tu a la de ellos. Todo eso me paso en esta foto ese primer día.

Palabras mayores, aquí los cambios son mas que evidentes, la postura la fuerza, tenia algo que no siempre te acompaña en la vida, concentración.

La hora de la verdad, y lo fue y se supero, este día fue increíble, cuantas veces en la vida sale todo mejor que bien, pensad lo, es complicadisimo.

Esta foto me la hizo Pedro, estoy con mi hermano, es un ser especial, fotógrafo el mejor del mundo, mi hermano, y mi mejor amigo, entre nosotros no hay puertas, cada uno es como es por suerte además, pero algo sabemos el uno del otro siempre nos encontraremos.
Este día solo podía reír, mi equipo estaba igual. Javier con el teléfono, Patxi crono en mano pero con su tímida sonrisa en la cara, Manolo, Alberto, Pedro no se creían lo que acababan de ver les vi impresionados, es lo que tiene el velódromo, suele dejarte sin palabras.

2 comentarios:

Miguel dijo...

Hola Fran; mucho ánimo para seguir así. Tu sacrificio nos da fuerzas a todos los que practicamos este deporte.
Un saludo.

fran de toro dijo...

Muchas gracias, un abrazo